Su figura dibujada ocupa toda la página en vertical. Es una chica delgada, morena, con dos coletas bajas algo infantiles anudadas con un lazo rojo. Está en ropa interior, también roja y también algo infantil, el sujetador cubre unos pechos pequeños, tiene la cintura estrecha, las piernas largas y estilizadas. Se sujeta una cinta de medir en torno a las caderas y, mientras se mide, piensa que no le extraña conservar la línea, con todos los disgustos que se lleva, aunque preferiría ser gorda y feliz. En la siguiente viñeta, en un primer plano, Esther se lo piensa dos veces: “Aunque, bien pensado, a Juanito le gustan delgaduchas”. Si eres mujer y tienes más de 40 años sabrás quién es Esther: la protagonista de “Esther y su mundo”, los comics de origen británico con los que crecimos muchas mujeres de mi generación. Seguir leyendo

dav