Imagina su vida

En un artículo de Ana Carrasco-Conde de la semana pasada, la autora llama la atención sobre nuestra indiferencia ante la tragedia de Moria. Y señala: «Lo que se repite no es Moria, es nuestra actitud ante el dolor del otro: no son ‘más refugiados’ los que llegan, los que no tienen nada, los que sufren sino la dinámica que nos relaciona con ellos y si, dentro de esta dinámica, los percibimos como algo ajeno o próximo». Me quedo enganchada a esta frase y a las palabras de Jorge Semprún que la autora parafrasea: «No se trata de que el horror sea indecible, sino de que es invivible, algo del todo distinto». Seguir leyendo

Tránsito

Mediados de septiembre es un buen momento para reflexionar sobre la palabra “tránsito”. Según la RAE: “Paso de un estado o empleo a otro”. “Lugar determinado para hacer alto y descanso en alguna jornada o marcha”. Hablamos de aprovechar los momentos de cambio y entrevistamos a Sol Salama, editora de Tránsito. Escuchar aquí (a partir del minuto 28).

La misma piedra

Cuando recordamos a las víctimas del fascismo o el nazismo nos centramos en el horror y la injusticia de su muerte, pero olvidamos que muchas de ellas no fueron víctimas porque pertenecían a una comunidad étnica sino porque defendían proyectos políticos cuyo propósito era transformar el mundo en el que vivían. Seguir leyendo

Este artículo pertenece a la antología “Europa 28” publicada en Galaxia Gutenberg como parte de un proyecto del Hay Festival. En ella participamos 28 mujeres de 28 países europeos.

Merece la pena

Todos los lunes, de 10:30-11:00 en directo en el programa “Hoy por hoy” de la Cadena Ser durante la temporada 2010-2021. Es una sección donde converso con Àngels Barceló sobre algo (cosas, ideas, gentes) que “merecen la pena”. Si miramos bien, si nos alejamos de la urgencia y el ruido, siempre podremos encontrarlas.

Tradiciones y memoria de las mujeres de mar y de campo. Invitada: María Sánchez, escritora y veterinaria de campo. (A partir del minuto 35)

El rincón oscuro

Señalar al enemigo, calificarlo para descalificarlo: vieja cuestión de lo político. Ahora bien, el primer reflejo, cuando todavía no se sabe nombrar eso que se empieza a temer, es emplear nombres del pasado». Esta reflexión aparece en el libro ‘El miedo: historia y usos políticos de una emoción’ (publicado por Clave Intelectual), una breve conversación filosófica y política sobre el miedo entre Patrick Boucheron y Corey Robin. Como ven, los autores equiparan «eso que se empieza a temer», es decir, eso que nos causa una inquietud que posiblemente se convertirá en miedo, con un enemigo. Y es que aquello que tememos y que supone una amenaza, ya sea personal o colectiva, se convierte en nuestra imaginación casi inmediatamente en alguien o algo a quien vencer o de quien huir, si resulta ser demasiado poderoso, o a quien someterse, si la victoria o la huida son imposibles. Seguir leyendo

Hitler, un político normal

Ilustración: Bea Crespo

En el ensayo ‘El chivo expiatorio de Hitler: La historia de Herschel Grynszpan y el inicio del Holocausto’ (Galaxia Gutenberg) Stephen Koch revisa la historia del joven judío que el 7 de noviembre de 1938 asesinó de cinco tiros a Ernst vom Rath, miembro de la Embajada alemana en Francia. Este asesinato, perpetrado por un chico que no llegaba entonces a los veinte años, fue la excusa de Adolf Hitler y Joseph Goebbels para desencadenar, dos días después, el pogromo antisemita más sangriento de la historia, la llamada ‘Noche de los cristales rotos’. Seguir leyendo

 

No, sin, tampoco

Me pasa que no estoy acostumbrada a la muerte. Cada vez que muere alguien querido siento el mismo estupor, la misma extrañeza, la misma aporía ante el repentino vacío. Sé de un hombre cuya mujer murió de cáncer, poco después perdió a su hija mayor, después a su hija menor. Me pregunto cómo ese hombre vive con tanto dolor. Igual es que no vive, igual es que ha dejado de ser y meramente está. Me doy cuenta, mientras escribo, que esa primera reflexión «no estoy acostumbrada a la muerte» es una estupidez. Nadie se acostumbra a la muerte, cuanto más te visita, peor. El dolor que provoca no puede ser otra cosa que acumulativo. De eso estamos aprendiendo mucho este 2020. Seguir leyendo