“Apruebo al joven en el que hay algo de viejo, y al viejo en el que hay algo de joven, y el que siga esta norma podrá ser viejo de cuerpo pero nunca lo será de espíritu”. A partir de esta cita de Cicerón, Àngels Barceló y yo reflexionamos sobre la senectud, el paso del tiempo y el diálogo intergeneracional con Montxo Armendáriz. “Merece la pena” del 21 de diciembre. Escuchar aquí (a partir del minuto 26)