Hoy mi columna en “Ideas” se la dedico al recién confirmado juez vitalicio del TS de Estados Unidos Brett Kavanaugh, la caricatura del “frat boy” (chico de fraternidad) que sería risible si su actitud no escondiera una verdad siniestra.

He conocido a tipos como pudo ser Brett Kavanaugh, niñatos de veinte años que se emborrachan hasta perder la conciencia, que violan junto con sus amigos a chicas que no se esperan que compañeros de clase de buena familia sean capaces de tanta brutalidad. He conocido a tipos como pudo ser Brett Kavanaugh porque los he tenido en mi aula, han sido estudiantes míos… seguir leyendo