Cuando recordamos a las víctimas del fascismo o el nazismo nos centramos en el horror y la injusticia de su muerte, pero olvidamos que muchas de ellas no fueron víctimas porque pertenecían a una comunidad étnica sino porque defendían proyectos políticos cuyo propósito era transformar el mundo en el que vivían. Seguir leyendo

Este artículo pertenece a la antología “Europa 28” publicada en Galaxia Gutenberg como parte de un proyecto del Hay Festival. En ella participamos 28 mujeres de 28 países europeos.