Nuevo episodio de “La vida imaginada” en el programa 24 horas de RNE

Vamos a cerrar los ojos, y mientras escuchamos a Amalia Rodrigues vamos a salir del confinamiento y nos vamos a imaginar en una antigua calle de Lisboa, concretamente en la Calle de los Doradores. Ahí está la oficina donde trabaja un ayudante de contable que realmente quiere ser escritor y que se llama Bernardo Soares. Cerca de su oficina hay un bar donde pasa las horas y apunta o garabatea sus pensamientos. Lo hace en cualquier papel en blanco, incluso en papel de envolver bocadillos. Escuchar aquí